Temas

EL GOBIERNO ENDURECE LAS MEDIDAS DEL ESTADO DE ALARMA

29/03/2020 · Noticias

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ENDURECE LAS MEDIDAS DEL ESTADO DE ALARMA DESDE EL 30 DE MARZO AL 9 DE ABRIL

 

      En una comparecencia realizada en el dia de ayer, 28 de marzo, el presidente del Gobierno endurece las medidas que activó el pasado 14 de marzo para tratar de poner freno a la pandemia.

      El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha anunciado la paralización de todas las actividades no esenciales desde el lunes 30 de marzo y hasta el jueves 9 de abril, ambos inclusive, lo que se aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario. 

       En una comparecencia desde La Moncloa, Sánchez ha dicho que esta "medida excepcional" supondrá que todos los trabajadores de actividades no esenciales "deberán quedarse en casa" a partir de este lunes para lo que tendrán un permiso retribuido "recuperable" durante todo el tiempo y recibirán su salario "con normalidad",

       Sánchez ha señalado que este permiso, del que ha informado ya a sindicatos y empresarios, permitirá descongestionar los hospitales. "Es una medida contundente", ha destacado el presidente, que ha explicado que el objetivo es rebajar la movilidad para que se parezca a la que se tiene los fines de semana. "La idea es que un trabajador que trabaja en una obra, a partir del 30 de marzo no lo hará y podrá tener ese permiso retribuido. En cambio, un enfermero sí lo hará", ha añadido.

      Sánchez ha explicado que será después, cuando pase este período de cese de actividad, cuando deberán recuperar las horas "de manera paulatina".

      El mandatario ha dejado claro que las actividades consideradas esenciales, como la producción agrícola o el abastecimiento de productos alimentarios o farmacéuticos, así como toda la sanidad, continuarán con su labor ordinaria como hasta ahora. Los medios de comunicación tampoco se verán afectados por la decisión del Gobierno porque son "sin duda alguna, un servicio esencial". Sánchez también ha asegurado que los medios de comunicación están haciendo una labor "extraordinariamente importante" de pedagogía de asesoramiento también, sobre todo, a aquellos colectivos más vulnerables a esta enfermedad.

      Por otro lado, el Gobierno ha decretado que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que tengan como causa la crisis del coronavirus y la modalidad de fuerza mayor no podrán extenderse más allá de lo que dure el estado de alarma.

      Según el real decreto ley de medidas laborales que aprobó ayer el Gobierno y que publica este sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE), los expedientes acogidos a los mecanismos extraordinarios establecidos para esta situación tendrán como duración máxima "la del estado de alarma decretado", prorrogado inicialmente hasta el 12 de abril.

       La limitación, añade la norma, se aplicará tanto en aquellos expedientes que tengan resolución expresa como en los que sean resueltos por silencio administrativo.

       El Gobierno aprobó el pasado 17 de marzo un primer paquete de medidas para intentar paliar el efecto de la pandemia en el empleo.

      Entre ellas estaba considerar los ERTE que tuvieran "su causa directa" en el COVID-19 como de fuerza mayor, una modalidad que permite una tramitación más ágil.

      Asimismo, se aprobaron bonificaciones, del 100 % para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 75 % para el resto, de la parte de la cuota de la Seguridad Social que la empresa debe seguir pagando cuando opta por un ERTE.

      En estas dos semanas, en España se han presentado más de 210.000 ERTE con más de un millón de trabajadores afectados.

      El real decreto ley también detalla la prohibición de despidos relacionados con esta crisis sanitaria anunciada ayer por el Gobierno.

      Así, recoge que "la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción" por el COVID-19 "no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido".

      Esto supone impedir, desde hoy y sin efectos retroactivos, estos despidos con una indemnización de 20 días por año ya que, a priori, no se considerarían procedentes.

      Las indemnizaciones de los despidos suben a 33 días si se consideran improcedentes, por lo que este cambio elevaría el coste de un despido de estas características.

      El Gobierno también incluye en la norma medidas para controlar más los ERTE, con sanciones si se hace un mal uso, así como que los contratos temporales se mantengan hasta que concluya la crisis sanitaria y un procedimiento para agilizar el cobro de prestaciones.

 

Mª Dolores Salgueiro Castro

Abogada en Salgueiro & Lopez Gabinete Juridico

EL GOBIERNO ENDURECE LAS MEDIDAS DEL ESTADO DE ALARMA - Imagen 1

 

¡Compártelo!